Qué hace la glutamina

La glutamina es el aminoácido más abundante (ladrillo de proteínas) en el cuerpo. La glutamina se produce en los músculos y se distribuye por la sangre a los órganos que la necesitan. El cuerpo puede producir suficiente glutamina para sus necesidades regulares. Pero durante los momentos de estrés extremo (el tipo de estrés que se experimenta después de un ejercicio intenso o una lesión), el cuerpo puede necesitar más glutamina de la que puede producir. La mayor parte de la glutamina se almacena en los músculos, seguidos por los pulmones, donde se produce gran parte de la glutamina.

Qué hace la glutamina

  • La glutamina es importante para eliminar el exceso de amoníaco (un producto de desecho común en el cuerpo).
  • Ayuda al funcionamiento del sistema inmunitario y puede ser necesaria para el funcionamiento normal del cerebro y la digestión.
  • La glutamina es necesaria para producir otros químicos en el cuerpo, como otros aminoácidos y glucosa (azúcar).
  • Es importante para proporcionar «combustible» (nitrógeno y carbono) a muchas células diferentes del cuerpo. Después de una cirugía o lesión traumática, el nitrógeno es necesario para reparar las heridas y mantener el funcionamiento de los órganos vitales. Aproximadamente un tercio de este nitrógeno proviene de la glutamina. Si el cuerpo usa más glutamina de la que los músculos pueden producir (es decir, durante momentos de estrés), se puede presentar desgaste muscular.
  • Mejora la recuperación después de un trasplante de médula ósea o una cirugía intestinal.
  • Aumenta el bienestar de las personas que han sufrido lesiones traumáticas y previene las infecciones en personas gravemente enfermas.
  • Mejora la condición del sistema digestivo y combate las úlceras estomacales, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.
  • Curación de heridas y recuperación de enfermedades.
  • Cuando el cuerpo está estresado —por lesiones, infecciones, quemaduras, traumatismos o procedimientos quirúrgicos— libera la hormona cortisol en el torrente sanguíneo. Los niveles altos de cortisol pueden reducir las reservas de glutamina en el cuerpo. Varios estudios muestran que añadir glutamina a la nutrición enteral (alimentación por sonda) ayuda a reducir la tasa de mortalidad en personas traumatizadas y gravemente enfermas.
  • Los estudios clínicos muestran que tomar suplementos de glutamina fortalece el sistema inmunitario y reduce las infecciones, particularmente aquellas asociadas con la cirugía. La glutamina puede ayudar a prevenir o tratar la disfunción de múltiples órganos después del shock u otras lesiones entre las personas en la unidad de cuidados intensivos. Los suplementos de glutamina también pueden ayudar en la recuperación de quemaduras graves.
  • Utilizado en la síntesis de ADN.
  • Desempeña un papel importante en la síntesis de proteínas.
  • Combustible de fuente primaria para enterocitos (células que recubren el interior del intestino delgado).
  • Fuente de combustible alternativo para el cerebro.
  • Precursor para la producción de L-Citrulina.
  • Mejora la salud gastrointestinal.
  • Ayuda a la memoria, atención y concentración.
  • Promueve el crecimiento muscular y disminuye el desgaste muscular.
  • Mejora el rendimiento atlético y la recuperación después del ejercicio de resistencia.
  • Estimula el metabolismo y la desintoxicación celular.
  • Reduce los antojos de azúcar y alcohol.
  • Es importante para suministrar energía al cerebro. Su función principal es apoyar el crecimiento celular, la energía y la reparación.
  • Juega un papel en la salud del sistema inmunitario, el tracto digestivo y los músculos.
  • La L-glutamina participa en la formación de nucleótidos de purina y pirimidina, amino azúcares, glutatión, L-glutamato, otros aminoácidos, y se utiliza en la síntesis de proteínas y en la producción de glucosa.
  • La glutamina es el portador no tóxico de amoníaco en el torrente sanguíneo.

El cerebro solo puede usar glucosa, no grasa, como fuente de energía. En momentos de estrés, por ejemplo, cuando se entrena demasiado o durante una enfermedad, es posible que el cerebro no obtenga suficiente glucosa para obtener energía. Debido a que el cerebro es el órgano más importante, la L-Glutamina será dirigida al cerebro. Aquí se puede convertir en un elemento de azúcar, que puede ser utilizado por el cerebro como combustible.

WordPress Video Lightbox